¡La Casita Sanadora somos Cesc y Bea!

La Casita Sanadora: Cesc y Bea. Terapia Vibracional con Cuencos Tibetanos. Himalaya Singing Bowls. Cambrils (Tarragona) y Barcelona

El proyecto de La Casita Sanadora nace del corazón de dos enamorados. Enamorados el uno del otro, pero sobretodo enamorados de la vida.
Tras un largo viaje, volvimos con el sueño de ayudar a despertar en cada uno de nosotros el Vix Medicatrix Naturae: la capacidad de autosanación innata en todo ser humano.

Pero ¿qué significa estar sano? Para nosotros estar sano no sólo es la ausencia de toda enfermedad, sino el sentirse bien y por lo tanto pensar bien, el ser uno mismo, el vivir de forma alegre y fluida en el Presente. Y esto no se consigue sólo erradicando la enfermedad “tradicional”.

La enfermedad sólo es el síntoma de un desequilibrio. Un desequilibrio entre cuerpo, corazón y mente. Cuando piensas, actúas y sientes de forma coherente y armónica, estás sano.

Por lo tanto, puedes estar enfermo aunque no se manifieste ninguna enfermedad, aunque no haya síntoma.

Creemos firmemente que cuando tú estas realmente bien contigo mismo, no puedes ponerte enfermo ni tener accidentes. ¿Una locura? ¡Probablemente! 🙂

Teléfonos de contacto : Cesc – 651530623  /   Bea – 632537411

EMAIL: amor@lacasitasanadora.org

¿Quieres saber un poco más sobre La Casita Sanadora?

Bea: ¿una misión en la vida?

En el fondo siempre supe que lo que tenía que hacer con mi vida era ayudar a los demás a mejorar la suya. En el fondo. Pero claro, no siempre es fácil conectarse con tu ser esencial y escucharle…

Así, durante años probé, estudié, investigué, trabajé y jugué en diferentes ámbitos, pero siempre por cortos periodos de tiempo (digamos que tenía problemillas con el compromiso). Viviendo en Londres acabé compartiendo mi tiempo con un chico Hare Krisna que me enseñó e introdujo en el mundo del yoga. Pero claro, no me duró mucho.

Tendrían que pasar 3 años para que decidiera viajar a Nepal y profundizar en el Yoga. Allí me encerré en un Ashram (escuela, en Sánscrito). Durante una de las sesiones de Yoga Nidra el guru nos pidió que pensáramos en nuestro Sankalpa: nuestra misión en la vida. Y allí mismo, sin ni siquiera pensarlo, dije: “ayudar a otros a estar bien”.

Sí, claro. Muy fácil decirlo, pero ¿cómo hacerlo? Por primera vez, tenia ganas de comprometerme: tenía un objetivo.

Volví a España y empece a cursar Naturopatía en la escuela Dharma, en Madrid.

Eso fue hace ya 6 años, y desde entonces no he parado de investigar y formarme siempre teniendo mi Sankalpa en mente.

En la actualidad soy naturópata, profesora de Yoga, quiromasajista, terapeuta menstrual y doy Masaje Tailandés y Masaje Tailandés para Bebés, niñ@s y Embarazadas. También, junto a Cesc, realizo sesiónes de AquaHealing y Terapia Vibracional con Cuencos Tibetanos.

Bea practicando un poco de yoga en medio del campo... Nada, lo típico de cada día... :-)

Bea practicando un poco de yoga en medio del campo… Nada, lo típico de cada día… 🙂

Cesc: “un día descubrí que se puede estar bien”

En abril de 2016 yo era fotógrafo de bodas (bueno, aún lo soy un poco). El trabajo me iba muy bien, ganaba más dinero del que nunca había imaginado, y no era feliz. Al volver de fotografiar una boda en Texas, se pusieron en marcha una serie de acontecimientos (algunos de los cuales yo llamo “mágicos”) que me han llevado hasta La Casita Sanadora.

Yo estaba mal, tampoco mucho, lo normal, pero pensaba que nada podía cambiar demasiado. Sólo después de DESCUBRIR y EXPERIMENTAR que TODO PUEDE CAMBIAR, y que QUE TODO CAMBIE SÓLO DEPENDE DE TU MANERA DE SENTIR, PENSAR Y VIVIR, tuve claro que quería dedicarme a mostrar que ESTAR BIEN ES POSIBLE, y a ayudar a estar bien a todas aquellas personas que lo deseen.

Si yo pude, tu puedes. Sólo hace falta conocer algunas herramientas, y probar hasta descubrir cuáles son las que más te funcionan.

Personalmente, las que más me han funcionado a mí, son el AquaHealing y el Reiki. Puedo decir que ambos me cambiaron la vida. El ciclo de transformación personal (o de redescubrimiento personal) se inició en mayo de 2016 durante una sesión de sanación con Marta, una sanadora que trabaja con energías, y culminó durante el curso de Wataflow/AquaHealing que realicé con Bea en Ko Pha Ngan, Tailandia, en Marzo de ese mismo año. Al terminar el curso tuve la certeza que la segunda parte de mi vida empezaba allí.

La cuestión es siempre una y la misma: ¿DE VERDAD QUIERES ESTAR BIEN? ¿O te apetece regocijarte un poco más en el barro? No pasa nada. Tu vida es tuya. Estás en tu derecho. Sólo recuerda que no tiene porque ser así: esa es sólo tu elección.